domingo, 9 de enero de 2011

El año del pintor Pesqueira


Como el BNG del vecino Concello de Meis, presentó una proposición para que el año 2011, fuera declarado "Ano Pesqueira", del que sabemos a través de la nota de prensa que cúmprense cen anos do nacemento de Manuel Pesqueira. Tan descoñecido fóra coma destacado dentro das filas do galeguismo, este pintor naceu en Lantaño (Meis) en 1911 e comezou a estudar en Pontevedra no 1927, onde entra en contacto con históricos coma Castelao ou Alexandre Bóveda. O tempo que compartiron callou nel, e xa de novo embarcouse no proxecto galeguista, impulsando a formación de dúas agrupación do Partido Galeguista en Meis durante a II República, que se situaban en Paradela e na Armenteira. No 1936, coa Fronte Popular no Goberno de España, foi concelleiro de Educación da súa vila natal, a mesma onde a día de hoxe segue a ser "un perfecto descoñecido". "Os cadros que pintou coa man esquerda expresan suficientemente os seus sentimentos e técnicas autodidactas, tendo por escola a natureza de Meis e Portas, coas súas xentes, festas, traballos e formas de vivir", nosotros nos hemos animado a reproducir el capítulo que Rafael Landín Carrasco le dedica en su "Pontevedra de aquella". A lo mejor el Museo Provincial se anima a realizar una exposición de este pintor, en el año de su centenario, fallecería en 1988, que se venga así a sumar a todas las efemérides dignas de celebrar en este 2011.

Pesqueira y su mundo.
De vez en cuando el pintor Pesqueira Salgado abandonaba sus pagos de Lantaño y se caía por las tertulias de la Boa Vila. Desde el antiguo Urquín, soñado por el ínclito Antonio Hereder Solla, hasta el superviviente Carabela, donde las sobremesas se teñían de inquietudes culturales, la visita de Manolo Pesquiera era recibida con los barazo abiertos.

Llegaba el pintor con aire de labrador acomodado, chispeantes los ojos, la tez encendida, la risa brotando a borbotones desde lo profundo. Porque a Pesqueira le daba una risa casi bronquial todo lo que olía a pedante, a erudito a la violeta, a crítica profesoral. Su arma no era el enfado sino un hilo de voz socarrona que terminaba con una carcajada en erupción volcánica. Pesqueira no perdió el humor ni tan siquiera cuando en sus primeros pasos artísticos, viniendo de una exposición en foto Club de Vigo, confió el depósito de sus cuadros a un amigo, inefable personaje de nuestra vida pictórica, fumador empedernido en boquilla de vampiresa, el pañuelo derramándose en cascada desde el bolsillo superior de la chaqueta azul. Cuando Pesqueira vino a recoger su obra ya había pasado a mejor vida gracias a la imaginativa labia de aquel amigo a quien amparaba siempre la eximente de la simpatía.

Desde entonces ha llovido mucho y la picaresca ha perdido su antigua gracia. Lo único que ha cambiado es que Pesqueira tiene un aspecto más joven y pulido que entonces. El aire de propietario rural del Salnés, se ha depurado en una imagen de hidalgo de la campiña del Yorkshire, que los ingleses llaman "gentleman farmer". El artista de Lantaño estiliza su estampa con bastón negro de puño de plata mismamente como los que manejaba con peculiar elegancia aquel gran personaje literario que era D. Torcuato Ulloa. Pero pesqueira no es sólo un ejemplo de "bonhomie" jocundo y entrañable que comparte el pan, el vino y la alegría, endovélicamente, a orillas del Umia. Ni agota en un pasado heroico (sin jactancias ni prepotencias) que le costó la mano derecha para mayor gloria de la izquierda, talmente como el Lepanto cervantino. La calidad humana del pintor se muestra en su más trascendental dimensión a través d ela solidaridad con el mundo que pinta, en su comunión con las criaturas y las tierras que lleva a sus lienzos.

El retablo de la dilatada y fecunda obra de Pesqueira está habitado por labriegos que sachan el retal de tierra, juegan a la brisca, cabalgan cachazudamente caballos petisos, se reconfortan con unas tazas (seguramente de tinto) , mujeres que llevan en sus cabezas la cesta o el feixe de leña y en sus manos, patéticamente hinchadas, el peso de la labranza. Pesqueira no hace literatura social pero nos muestra con amor ese mundo rural que es como un cartelón de feria sublimado por un gran pintor. Ante estas telas no pienso en el Goya más expresionista, ni en Solana, ni en zabaleta, ni en lo que podría considerarse como la más pura pintura "naif". Pienso en que algún rincón del cuadro hay un resorte secreto que, si le acertase con una escopeta de balines, se pondrían en movimiento todos los personajes, como en alguna soñada barraca de nuestra infancia. He aquí una pintura, viva, rigurosa, auténtica. El recio carácter no oculta el espectador avisado la delicadísima calidad. Pesqueira es la personalidad inconfundible. Y tras este testigo insobornable y honrado de su mundo y su gente, palpita con pudores de hombre sencillo nada menos que un gran maestro.

8 comentarios:

  1. brillante capítulo de prosa vibrante y emocionada... me hubiera gustado conocer personalmente a este hombre...

    ResponderEliminar
  2. Interesante capitulo, sobre otro desconocido de la historia, más llama la atención el hecho de que sea autodidacta.
    Tengo que hacerle una pregunta señor Filiberto. Hace poco he visto una imagen de la Iglesia de la Peregrina en la que no aparecia la famosa fuente que esta en medio de las escaleras principales. Muchos recuerdan esa fuente con la Iglesia incluida, ¿En qué año se instalo esa fuente?

    ResponderEliminar
  3. SL: Lo de la fuente del atrio de a Peregrina es un tema recurrente. Originalmente cuando se proyectó el santuario hacia 1777 estaba prevista dicha fuente que se llegó a construir. El atrio sobresalía algo más que el actual. Un siglo después alegando el ancheo de la plaza, de aquella no se ponían bolardos ni se estrechaban las calles, hacia 1887, se sustituyó dicha fuente por una escalinata. Despues siguiendo un proyecto de 1954 se volvió a instalar dicho surtidor, al que se le añadió la figura del Teucro.
    Por cierto me gustó mucho, sobre todo la primera parte, del post "el opio del pueblo".

    ResponderEliminar
  4. Un detalle al margen de la obra de Pesqueira, Lantaño no es del Concello de Meis sino de Portas.
    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Naceu en Lantañón (Paradela-Meis)

    ResponderEliminar
  6. Desde Valencia,tengo en mi poder un cuadro un cuadro que esta firmado por "PESQUIERA"
    su lema es de: muller sembrando y paisano con yunta de bueyes
    Desearia conocer si es su verdadero autor
    Agradeceria contestación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no lo enseñas será difícil saber si es de el

      Eliminar
  7. Me gusta muchísimo las pinturas de Manuel Pesqueira Salgado¿Pero ahora dónde está esta pintura de Pesqueira en el principio del articulo? ¿Cuál es el nombre de esta pintura?

    ResponderEliminar