viernes, 6 de marzo de 2015

DIECISEIS AÑOS QUE CAMBIARON PONTEVEDRA




Como el actual alcalde de Pontevedra está próximo a cumplir dieciséis años en el cargo, como todas sus actuaciones son todavía recientes, y seguro que se recuerdan en estos días preelectorales, como esos cuatro mandatos ya son un periodo suficientemente largo que ya permite hacer un balance histórico comparativo con otros anteriores, ¿se acuerda algún pontevedrés de la gestión municipal habida en los dieciséis años que precedieron a  Lores?

Lo primero que hay que advertir es que la ciudad capitalina tuvo tres alcaldes entre 1983 y 1999, con dos mandatos consecutivos de José Rivas Fontán y sendas “legislaturas” de Francisco Cobíán Salgado y de Juan Luis Pedrosa, porque de aquella  los vecinos aun confiaban en la sana alternancia democrática.

Si hacemos un compendio resumido de los principales logros municipales de esos tres regidores, los resultados pueden ser espectaculares, sobre todo si los comparamos con los últimos dieciséis años.

Porque si hay actuaciones políticas que destacaron entre los años ochenta y los noventa del pasado siglo XX esas serían las referidas a los equipamientos públicos y a la planificación urbanística. No nos olvidemos que Rivas Fontán abrió, ahora que el deporte municipal de moda es cerrar las calles, las céntricas vías de Castelao y de Cruz Gallástegui. Que compró y rehabilitó para el municipio el destruido Teatro Principal. Que solucionó el ciclo del agua instalando una planta potabilizadora en Lérez y otra de residuales en Placeres, tras ejecutar también un colector bajo la avenida del Uruguay.

Y se construyó un Matadero en Alba y un Parque de Bomberos en el Vao. Y nos trajo una legión de funcionarios de educación, puesto que durante sus mandatos se levantaron los nuevos institutos de la Xunqueira II, Torrente Ballester y Luis Seoane y aun se renovó totalmente el Sánchez Cantón. Y se levantó un edificio para la UNED en Monteporreiro. Y el viejo Estadio acogió a un moderno Centro de tecnificación Deportiva. Y se cedió un céntrico solar para levantar la Biblioteca pública del Estado. Y se hizo el parking de la Alameda, y después el de Barcelos, y se remodeló la plaza de Galicia. Y se construyeron las únicas Piscinas públicas municipales que son las de Campolongo. Y se levantó la Residencia de la Tercera Edad en ese mismo barrio, cuando en nuestros días se cierra el centenario Asilo. Y se elaboró la obra cumbre de la Pontevedra actual, el Plan General de Ordenación Urbana, que solo recibió el voto en contra del actual alcalde. Y tuvo Rivas la feliz iniciativa de lograr, no sin esfuerzo, a la BRILAT, quizás la mayor empresa del municipio, también con el expreso rechazo del Bloque.

Y se inauguró el puente de Santiago y la avenida de Compostela para darle continuación. Y hubo que gestionar nada menos que el trazado de la autopista por el municipio con un puente sobre la ría. Y para facilitar el acceso a Monteporreiro hubo que desmontar un angosto túnel.

Y después llegó el alcalde Cobián Salgado e inauguró el puente de los Tirantes, ya un símbolo del Concello, y siguió peleando porque Pontevedra se convirtiera en una ciudad universitaria. Y se consiguió el cuartel de San Fernando y la Facultad de Bellas Artes. Y la Escuela Superior de Restauración y la Escuela de Hostelería. Y se hizo un benemérito Catálogo de edificios a conservar en una época de pleno furor constructivo. Y se cubrió el puente de la Barca. Y los empresarios locales se animaron a cubrir también la plaza de toros y a fundar una Televisión local. Y se abrió un hotel de cuatro estrellas como el Galicia Palace. Y se construyó todo un Polígono empresarial en el Campiño, donde hoy trabajan más de 1.200 personas. Y un Puerto deportivo en el Lérez, ahora cegado por el fango.

Y después llegó Juan Luis Pedrosa y siguió trabajando por el Campus. Y se levantaron las facultades de Forestales, la de Ciencias Sociales y la de Fisioterapia. Y una Escuela de Idiomas. Y la ciudad siguió creciendo hacia el este y la Parda, y se cubrió la vía del tren, y se construyó el edificio de los Juzgados. Y se acabó el anillo de la Eiriña. Y se inauguró todo un Auditorio con un magnífico Recinto Ferial. Y se hicieron el parking de la Audiencia y el de los Mirabeles. Y un nuevo Centro de Distribución de Correos. Y cuando ahora comprobamos como en dieciséis años solo se hicieron pancartas contra el nuevo hospital, Pedrosa inauguró los centros de salud de Monteporreiro y de Lérez. Y dejó programado el de A Parda, y reservó un solar en Campolongo para el edificio de la Delegación de  Hacienda.

Y se solucionó el problema de los residuos sólidos adhiriéndose a SOGAMA, clausurando los vertederos del Vao  y del Rapadiño. Y se planificaron los terrenos de la estación de Renfe y se levantó un Albergue de Peregrinos. Y se recuperaron las márgenes del Lérez con el voto en contra del bloque. Y se hizo la Isla de las esculturas y una pasarela metálica sobre el río. Y se consiguió el mayor galardón en la Historia de Pontevedra, el programa URBAN que posibilitó la inversión de cerca de 2.000 millones de pesetas en obras de rehabilitación en la plaza de Abastos, Edificios de Sor Lucía, Mugártegui y Campás…

Como pontevedrés solo espero que el próximo alcalde o alcaldesa de la capital, recupere la senda de aquellos prósperos dieciséis años, que verdaderamente transformaron para mejor nuestra ciudad.

9 comentarios:

  1. Es una pena que la memoria sea tan corta y los pontevedreses se olvidan de los logros alcanzados en su dia y porque un Sr. se dedique hacer aceras y peatonalizar, parece que ha conseguido el oro y el moro y que Pontevedra no existia antes de llegar él. Pero bueno está consiguiendo que esta ciudfad nuestra quede aislada tratando de obstaculizar la llegadas amurallandola con imposibilidad de acercarse en coche, otra mas el la supresion de aparcamientos en la Avd. de la Estacion, se sacan los de bateria que habia en la derecha de dicha caklle, se suprimen los que habia en el centro de la calle y así se impide que la gente se acerque a esta ciudad.

    ResponderEliminar
  2. Y de aquella no había la sinverguenzada de las dedicaciones exclusivas

    ResponderEliminar
  3. Pues yo creo que está mucho mejor peatonalizada que como estaba antiguamente, que no se podía dar ni un mísero paseo por la ciudad. LAS CIUDADES ESTÁN ECHAS PARA LAS PERSONAS NO PARA LOS COCHES. Mucho más sano y positivo para el medio ambiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los coches suelen viajar marcianos

      Eliminar
  4. Te refieres al condenado a seis años y un día de inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos electivos por un delito de prevaricación y a dos años de suspensión especial en sus funciones por un delito de cohecho, en relación con la concesión de la licencia para la construcción de un edificio en las palmeras?

    O quizás al que condenaron a una multa de 100.000 pesetas y el decomiso de la cocina instalada en su residencia (que le fue regalada por los constructores).

    Escribe cien veces "No hay que manipular la historia"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se debe referir Ud a quien fue absuelto de todas las imputaciones por la Audiencia de Pontevedra y por el Tribunal Supremo

      Eliminar
    2. En aquella epoca ese Sr. decia "Voy a tener que poner un despacho en el juzgado para atender las continuas denuncias". Habia una oposición que siempre que se movia una mosca ya lo denunciaban, pero no fueron capaces de condenarlo. !!Que pena que no tubieramos alcaldes como en aquella epoca!! Pontevedra habria crecido mucho más.

      Eliminar
  5. La verdad,todo lo que dices que pasó en Pontevedra,no es nada con lo que lleva hecho Lores.¿cuantas veces levantaron ellos las aceras y las calles para volverlas a levantar después de acabarlas?contésta.¿No da gusto pasear ahora y rifar los bolardos Setga?I+D+I.¿No da gusto zona verde para cagar los perros?Compost¿.Cuantas veces viajaron ellos y se llevaron a los periodistas a cuenta nuestra?movilidad periodística.Ellos levantaron un auditorio y un recinto ferial y Lores lleva levantado y parcheado los aparcamientos disuasorios veinte veces¿Es eso no pensar en las empresas de la ciudad?pués claro.Esos alcaldes intentaban hacer las cosas fuera de la ley y no tenian denuncias.¿lores no les da trabajo a los servicios jurídicos del concello y gasta en pleitos?Movilidad judicial.Mira que teneis cara y jeta decir que este alcalde no hizo nada por la ciudad¿cuantos candados vendieron las ferreterias para cerrar comercios?¿Y carteles de cerrado las lebrerias?esto es pensar en el pequeño comercio.Lores tiene una cosa que si que merece la pena y es que aún no cambió el coche oficialy casi no lo usa y eso se llama:Joder a los concesionarios y talleres.

    ResponderEliminar